INPUTMAP 
Architectural research stage operating at the intersection of culture, politics and the digital environment.

INPUTMAP
About
Editorial Work
Blog
Contact   




©2011-2017 INPUTMAP



“Estado Crítico. Drones y botones”

Barack Obama, Premio Nobel de la Paz en el 2009, ha incrementado desde su primera legislatura el uso de instrumentos bélicos teledirigidos. Aeronaves no tripuladas de alta precisión técnica y armamentística que a golpe de botón y joystick invaden espacios aéreos en Irak, Yemen, Somalia, Afganistán o Pakistán con el fin de eliminar objetivos específicos. Los drones (zánganos) han extendido aún más ladeshumanización de la guerra, adiós al combate cara a cara, a la posibilidad de que el enemigo sea disuadido y sometido a captura y a procedimientos legales, ni qué decir de la ética y la épica de un conflicto armado. Nada. Se ha de eliminar lo costoso del enfrentamiento cuerpo a cuerpo y reducir el impacto de la progresiva invasión física. Se trata de aniquilar high-profile targets (objetivos específicos de alta prioridad) desde el despacho de un funcionario militar anónimo; un operador que por la mañana vía satélite desde Washington puede visualizar y esparcir unas cuantas bombas en la periferia de Kabul sentado en su oficina climatizada del Pentágono, y que por la tarde puede ejecutar extrajudicialmente a individuos esquivos que se escondan en la marginalidad de Bagdad o en Islamabad.


Los defensores de la proliferación drónica aluden al control de bajas colaterales. Entonces Out of sight, out of mind, visualiza que los ataques reportados de drones norteamericanos sucedidos en Pakistán desde el 2004 hasta nuestros días están muy alejados de tal objetivo; de los 3105 decesos, sólo 47 resultaron serhigh-profile targets, menos del 2%. Indexables por fecha, lugar o número de bajas, (civiles, niños u objetivos específicos) el mapeo de los datos del conflicto a distancia hace patente que la ejecución sumaria teledirigida vulnera los pilares del Estado de derecho, porque la convención internacional sobre la guerra no es que ésta sea a propósito de matar, sino de la derrota por la fuerza del enemigo. Así, la proporción de las víctimas que arroja la interrelación gráfica del mapa y la línea de tiempo evidencia la desafección de la maquinaria letal, que viene a resumirse en la pantalla, un joystick y un botón.